Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President
A A A

Está belleza forestal, rica en especies nativas de la región del Occidente de Boyacá, donde convergen las veredas de Quipe de Caldas y, Monte y Pinal de Pauna, separadas por una cordillera con un mirador excelente hacia la tierra de la esmeraldas, lo mismo que hacia los valles de Chiquinquirá.

En este lugar paradisiaco nacen las aguas que escurren hacia ambos lados, de estos municipios, pues el preciado líquido tiene un costo invaluable para estos tiempos y se hace inaplazable su cuidado, educando desde la niñéz en los hogares, escuelas y colegios, para que ellos sean los guardianes de la vida. No es para menos que este sitio se esté convirtiendo en un santuario de fauna, flora y fábricas de agua, por lo que se puede apreciar el espesor de su follaje rico en especies muy variadas.

Francisco Vargas Cañón y sus hermanos; seis mujeres y tres hombres, fueron los herederos de esta tierra, nacidos y criados por sus padres en el sector de Quipe Cerro Alto y Monte y Pinal, donde trabajaron cultivando y criando ganado, para el sustento del núcleo familiar; fueron talando y quemando para la siembra de la semillas, logrando muy buenas cosechas, fruto del trabajo y esfuerzo; Pero… con el pasar el tiempo crecieron y se fueron dando cuanta de la importancia de preservar el bosque y el cuidado del agua.

Los Vargas fueron dejando terreno libre para que brotara de nuevo el follaje de la naturaleza y mermando terreno a los cultivos y a los pastos para el ganado doble propósito (Carne y leche). Hoy día el municipio de Caldas ha comprado y reforestado varios terrenos para la recuperación de páramos en el sector y proveer de agua a la comunidad. Comenta Vargas Cañón.

Él señor Vargas muy amable acompañó a este medio de comunicación a hacer el recorrido por el espeso bosque y contando su historia de sus pasos de niño por estos lugares, junto a sus hermanos y hermanas. Francisco de 67 años, sabio por su experiencia nos muestra las diferentes especies de madera y arbustos, recalca que con un poco de conciencia, se puede recuperar los bosques nativos, los aljibes, las vertientes, los humedales y los páramos. Dándonos ejemplo de conciencia ecológica.

Estos santuarios son aptos para practicar el senderismo o las caminatas ecológicas, mejorando la salud mental y física. Eso sí… sin ir a contaminar el medio ambiente de cualquier tipo de residuos sólidos o líquidos dañinos para la naturaleza.