Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President
A A A

La muerte de Hugo Albeiro, el líder ambientalista del bajo Cauca Antioqueño en el municipio de Ituango, es un disparo al corazón de todos, es un morirse cada uno de quienes hemos decidido defender el poco aire que queda, los ríos que alimentan, la tierra que produce la vida. Nos toca llorar en silencio y hablar con decisión y entender que ese disparo también tiene nuestro nombre, el de cualquiera que decida exponer su consciencia defendiendo el derecho a un medio ambiente sano.

 

Pero también da mucha rabia, rabia de sentir que hay un poder que se impone a los principios, que sigue mancillado los derechos de las comunidades, porque la voz que acallaron era la a voz de una comunidad y pese a que hemos decidido ya que no importa morir por una causa justa, no queremos seguir muriendo impunemente, porque nos están acabando?. A quién le reclamamos por esta nueva muerte? Quién se hace responsable? A cuál Patria le duele que maten a sus hijos? Si Colombia es un Estado de Derecho, con qué derecho un poder decide suprimir una persona que reclama por los derechos colectivos?.

Nos duele el dolor que queda porque no podemos volver a juntar los pensamientos de todos aquellos hombres y mujeres que han sacrificado su vida por reclamar derechos fundamentales, porque no podemos volver a oír sus voces, claras, conscientes, amorosas, que confiaron en los derechos humanos y perdieron la vida.

Yo no conocí a Hugo Albeiro pero lo lloro, porque siento que su causa es mi causa, que su río es mi río, que la tristeza de sus familiares y seres cercanos es también mi tristeza. Duele ésta Patria que tanto amamos y que no podemos cambiar por ninguna otra porque es la que llevamos dentro y con ella moriremos diciendo somos colombianos.

Pero no podemos permitir que ésta muerte quede impune, no podemos permitir que haya otra muerte y que los intereses materiales de las corporaciones estén por encima de los intereses de las comunidades.

Para quién es la próxima bala? Cuál es la conciencia que van a acallar después de ésta? A quién de nosotros vamos a llorar más adelante , a cuál de nuestras mujeres que defienden la naturaleza nos tocará llorar mañana? De qué sirve que el mundo nos avale con premios de paz, con reconocimientos por la lucha ambiental si en nuestra casa nos siguen matando por reclamar justicia ambiental?...

La muerte de Hugo Albeiro, defendiendo el río Cauca, denunciando la arbitrariedad cometida por el mega proyecto de Hidroituango es una bofetada a los derechos humanos, es una contradicción frente a los discursos y las promesas de paz. Exigimos respeto por la Vida y justicia para Hugo Albeiro, que se castigue al asesino pero sobre todo que se investigue y judicialice a quienes están detrás de éste homicidio.

Por: Jairo Barbosa Neira. Ambientalista y Miembro del Movimiento Cívico por El Agua y por La Vida de Gachantivá.