Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President
A A A

Daño realizado por la empresa Cementos Tequendama en Gachantivá

Gachantivá se caracteriza por ser un bastión de las áreas protegidas del Departamento. Además de pertenecer a uno de los ecosistemas de influencia más complejos y estratégicos de la Región del Alto Ricaurte, puesto que existe clara conectividad entre los relictos de bosques alto andino que el Municipio posee con el Parque Natural Santuario de Fauna y Flora de Iguaque y Parque Natural Regional Serranía El Peligro, compartiendo con Arcabuco y Moniquirá responsabilidades en el manejo de la Reserva Forestal Protectora Serranía El Peligro.

Las últimas administraciones del Municipio han dispuesto una actitud consciente frente a la importancia del medio ambiente y han realizado acuerdos internos, con disposición del Concejo Municipal para que se fortalezca el Sistema Municipal de Áreas Protegidas (SIMAP) dicha disposición ha sido producto de la efectiva labor que la Corporación ha desempeñado, puesto que la ubicación geográfica de este Municipio es estratégica para la conservación de las áreas naturales de la Región.

Por acuerdo 006 2015 del Concejo Municipal se declararon 21 Áreas Protegidas, que albergan relictos de robles y bosque alto andino, aquellas cuyos bosques configuran ecosistemas estratégicos, necesarios para garantizar la producción de agua de y el mantenimiento de los acueductos veredales, claves para la sobrevivencia tanto humana como para la sostenibilidad económica, en tanto que la vocación histórica de sus habitantes ha sido principalmente agropecuaria.

Igualmente el Municipio cuenta con once Reservas Naturales de la Sociedad Civil legalizadas ante Parques Nacionales e inscritas al SIRAP (Sistema Regional de Áreas Protegidas ) y pertenecientes por consiguiente al CORAP (Comité Regional de Áreas Protegidas), haciendo parte de las comunidades asentadas en zonas de áreas protegidas.

Los propietarios y representantes legales de estas reservas de la sociedad civil, somos conscientes de la necesidad de fortalecer esta condición y propendemos por el mantenimiento e incremento de las Reservas Naturales en tanto que hemos visto los beneficios para el Medio Ambiente, su paulatina recuperación como paisaje y como corredor biológico.

DanoGachantivaContinuamente hacemos monitoreo de las Reservas y de las Áreas Protegidas pues nos parece importante mantener una conexión y vigilancia ambiental con estos espacios vitales para la preservación de las condiciones de vida de la fauna y flora de la región.
El día 5 de febrero cuando se iniciaba un recorrido de valoración, miembros de las RNSC acompañados de un biólogo experto en especies silvestres y la Comunidad, descubrimos que en la Reserva Forestal Municipal denominada Santa Bárbara que se encuentra ubicada en la vereda de Iguas parte Alta y de propiedad de la empresa CEMENTOS TEQUENDAMA, hubo una reciente intervención antrópica negativa.

Entre los hallazgos encontramos que un afloramiento de agua que permanecía activo está siendo secado de forma evidente, puesto que han talado los árboles y arbustos que lo resguardaban e intervenido con moto sierra de manera sistemática el soto bosque que converge en la parte baja de dicho predio, incluyendo árboles nativos, entre ellos: cucharos blancos, tunos, tobos, jarillones, trompetos, pino guacharón, y otros, generando bordes abruptos e interrumpiendo de esta manera la continuidad del bosque con el fin de debilitar las condiciones naturales y biológicas de la Reserva.

Cuando estábamos haciendo la valoración con un grupo de campesinos habitantes de la vereda Iguas, el Presidente del acueducto veredal incluido, fuimos interpelados por la policía que estaba acompañada por un trabajador de Cementos Tequendama, obligados a abandonar la tarea de valoración que teníamos propuesta y retenidos durante tres horas en la estación de policía del Municipio.
Consideramos que la intervención de esta reserva forestal y área protegida, ha sido lamentable y obedece a la necesidad de desvirtuar su valor como tal, atentando contra el equilibrio biológico de la zona y la producción de agua.

Apelamos a las autoridades ambientales para que se manifiesten frente a esta situación, denunciamos ante la opinión pública éstas acciones deleznables contra el medio ambiente y exigimos se haga una valoración de éste impacto y se emitan las consecuentes sanciones a quienes patrocinaron y permitieron dicha intervención.

Por: Jairo Barbosa Neira, Veedor Ambiental Movimiento Cívico por el Agua y la Vida.