Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Testimonials

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Sandro Rosell
FC Barcelona President
A A A

Carlos Numpaque experto en el tema nos habla de estos instrumentos

El maestro Carlos Numpaque experto en música integral y restaurador de órganos musicales en Colombia, trabaja haciendo un diagnóstico para revisar el de la Basílica de Chiquinquirá, que tiene dos cuerpos de gran tamaño, su sonido es melodioso y celestial en el Santuario Mariano Nacional.

Él nos comenta de estas construcciones que hacen parte de la historia hasta nuestros días y nunca pasan de moda. Este Órgano de tubos, flautas, pitos, instrumento de viento aerófano, sonidos hechos por el aire por intermedio de fuelles, imitan sonidos de otros instrumentos incluso de la misma voz humana, joya invaluable que está a la entrada dentro de la Basílica en la parte alta en un segundo nivel.

Numpaque agrega que los órganos tubulares son portentosos y maravillosos en el mundo, Chiquinquirá tiene el privilegio de tener uno, por el cual tiene la oportunidad de verificar el funcionamiento de esta joya en acuerdo con la comunidad dominicana, para hacer un diagnóstico, hacerle mantenimiento, restauración de algunos elementos, sincronización y afinación.

Su diseño corresponde de acuerdo al lugar donde se debe instalar, hay portátiles y fijos en los órganos positivos, bien sea para edificios, basílicas, catedrales, iglesias, capillas, bibliotecas y otras diversas maneras y estilos para acustizarse.

El instrumento u órgano de la Basílica de Chiquinquirá es de origen español de la casa Amezua, construido en instalado a finales del siglo XIX en 1896. Desde esa época a estado este órgano funcionando en el santuario de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá.
Los órganos son construidos con maderas nobles, nativas debidamente seleccionadas y preparadas, lo mismo que con metales para tal fin, garantizando su durabilidad. Los tubos están construidos con metales, generalmente en aleaciones de plomo y estaño, también componentes de bronce y platino, estos componentes de acuerdo a las aleaciones producen los diferentes sonidos que dan magia a la música celestial.

En Boyacá los órganos más grandes son los de Chiquinquirá y Duitama de gran valor histórico, pero el de Duitama es de origen Alemán el Opus 3.391. En el siglo XIX se llegaron a construir 17 órganos donde participó Antonio José Seferino de Cerinza Boyacá, en una compañía o escuela colombo-francesa, italiana y española, y enseñaron a muchas personas a fabricar instrumentos de estas calidades. De los 17 órganos no tan grandes solo de 4 octavas y 8 registros sobreviven el de Tutazá y Tibasosa Boyacá, este último hace 25 años se realizó una restauración. Los otros órganos que quedan están esperando para hacerles su restauración total por su estado.

En Colombia hay una cifra aproximada de 820 órganos. En el caso de Bogotá hay 42 órganos tubulares, los más grandes están uno en la Catedral Primada de Colombia, Iglesia de Lourdes en 63 con 13 de Chapinero, Universidad Nacional, Biblioteca Luis Ángel Arango y en otras localidades de Bogotá. Los otros están Medellín, Popayán, Manizales, Cali, etc. Hay unos muchos más grandes e imponentes en Europa, Estados Unidos, Asia y Suramérica.

El maestro Carlos Numpaque de 66 años lleva 42 en el trabajo de restauración de órganos, pianos, acordeones, armonios. Nació en 1951 en Soatá norte de Boyacá y dese muy niño se inició en la música, trabajó en la UPTC por 33 años, también con la Universidad Santo Tomás, ha sido docente en los grados ceros hasta los posgrados en la educación musical en todos los géneros tanto nacionales y extranjeros, según los pensum musicales conocidos en el mundo.

CarlosNumpaque OrganoBasilicaChiquinquira2